230114

El Ministro de Seguridad de la Provincia, Juan José López Desimoni, confirmó que iniciaron sumario administrativo al comisario Miguel Bogarín, quien está vinculado a supuesto encubrimiento a los ex intendentes de Perugorría. “No tenemos nada que decir, deberá ser la justicia la que se expida e investigue en base a las responsabilidades”.

“Es un requerimiento que hizo el juez de instrucción de Curuzú Cuatiá. El funcionario está involucrado y no tenemos nada que decir en este sentido. Deberá ser la justicia la que se expida e investigue en base a las responsabilidades que le cabe al comisario”.

“En principio hay un sumario administrativo que se incluyó desde que se produjo el hecho y por el otro, la actuación de la justicia. De ninguna manera vamos a entorpecer la investigación y vamos a acatar lo que de allí resulte”.

López Desimoni dijo “sorprende la actuación, el comisario responsabilizado en esta instancia tuvo buen trabajo y buenas actuaciones, pero eso no significa que no puede haber situaciones irregulares o cometerse delitos. No podemos preopinar en este tema, pero lo que sí, vamos a actuar en base a lo que diga la justicia”.

rural ctes reclamo

EL LIBERTADOR se contactó con los referentes rurales Miguel Marticorena y Luis Piazza, para conocer detalles sobre la extrema crisis que sufren los productores del campo a causa de la falta de precipitaciones.

La pérdida de plantaciones y la falta de forraje, que conlleva una alimentación deficiente del ganado, son los mayores conflictos con los que tienen que lidiar.
Las localidades más afectadas son Goya, Monte Caseros, Mercedes, Curuzú Cuatiá, Lavalle, Esquina y Santa Lucía.
El panorama no es alentador, los pronósticos climatológicos anuncian un invierno muy frío con escasas precipitaciones, situación que mejoraría recién el próximo noviembre.
PERSPECTIVAS
En diálogo con EL LIBERTADOR, comunicaron sus opiniones tanto el responsable de la Asociación de Sociedades Rurales de Corrientes, Miguel Marticorena, como el productor agricultor, Luis Piazza, para conocer los pormenores de la sequía en primera persona. Ambos se refirieron a las lluvias ocurridas en los últimos días.
"En Curuzú Cuatiá, Monte Caseros y parte de Mercedes llovió desparejo, entre 20 y 80 milímetros dependiendo de la zona", dijo Marticorena. 
Piazza, en un tono notablemente fastidioso, comentó que las precipitaciones fueron escasas. 
"En Goya llovió cerca de 25 milímetros, en Lavalle y Santa Lucía nada, porque cuatro milímetros son nada", declaró.
Los productores coinciden en que estas precipitaciones no arreglaron el problema. 
"Ojalá que siga lloviendo, pero esto es un alivio, no la solución", señaló Marticorena. 
"Si hay un chaparrón por acá, un chaparrón por allá y así sucesivamente no resulta de gran ayuda", expresó Piazza.
Piazza agregó que las pérdidas son totales. Recordó que plantó "sorgo, maíz y otros, perdí absolutamente todo. 
Aludió también a la falta de pasto para los animales, algo que también remarcó Marticorena: "Se necesitan mejores días para que crezca, si hace frío como dicen será complicado".
El agricultor dijo que todos los productores están deprimidos por igual y que les es costoso comprar alimentos que reemplacen al pasto, como la alfalfa. 
"Nos están cobrando alrededor de 3,50 pesos el kilo, cuando el precio estándar no pasa de 2,70", argumentó. 
El responsable de la entidad rural habló sobre las pérdidas, que son medibles, por ejemplo, en el peso de los terneros. 
Contó que "es probable que ahora tengan un pesaje 20 o 30 por ciento menor, si antes tenían 170 kilos ahora tal vez marquen 140 en la balanza".
MEDIDAS
Consultados sobre las medidas necesarias para salir del fondo, coincidieron en que no se puede hacer mucho frente a la naturaleza.
Aún así, se espera recibir préstamos de parte del Gobierno provincial o nacional y que se decrete el estado de emergencia. 
Los pequeños productores son los que más necesitan ayuda al ser los más vulnerables por la falta de recursos.
Como se mencionó antes, al problema de la sequía se le puede sumar el de un duro invierno. 
"Lamentablemente llegamos al otoño afectados en la producción. Si viene un invierno normal, las perdidas no serán tan graves, si es muy frío será muy complicado. Hay zonas que tienen muy poco pasto y eso no se recupera a esta altura, espero que los pronósticos se equivoquen", finalizó Marticorena.