639081

A cartón lleno, con la presencia de los gremios más fuertes nucleados en la CGT y en las 62 Organizaciones de Corrientes, se realizó una reunión con la presencia como invitado especial de uno de los referentes del peronismo con gravitación nacional: Rodolfo Martínez Llano, quien se hizo presente el viernes por la noche en el Sindicato Gastronómico. Anticipó que sería la primera de una serie de encuentros para ir interactuando en la reformulación del escenario político de cara a 2019. 

Sin dejar margen para la duda, anticipó que en agosto, la Cámara Electoral Nacional ratificaría la decisión de primera instancia que dispuso la intervención al PJ Nacional. El referente peronista fue más lejos al señalar que la Corte Suprema no se abocará al caso y que sería probable se conforme un triunvirato que apuntale la gestión de Luis Barrionuevo, y que será éste y no la Justicia quien decida la extensión a otros distritos del PJ que están en análisis. 
Para Martínez Llano no hay dudas que Cristina volverá a competir por fuera del PJ, con Unidad Ciudadana, y que el justicialismo irá con candidatos propios en todo el país, con altas posibilidades de coronar un presidente peronista en 2019. En amplia coincidencia con los representantes del arco gremial, respecto a los cursos de acción a desarrollar, asumió el compromiso de fortalecer y jerarquizar el accionar del partido, revalorizando la organización y la conducción política como bases del accionar en el tiempo que se viene. La inminente definición del máximo Tribunal del fuero Electoral acelerará los tiempos para la conformación del escenario. Anotados como posibles precandidatos para las Paso dentro del PJ: Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey, José Manuel De la Sota y hasta el propio Marcelo Tinelli. No se descarta una figura de consenso que unifique la oferta electoral del justicialismo no kirchnerista, que será Roberto Lavagna, quien sería un presidenciable capaz de asegurar la presencia en la segunda vuelta. No compite generacionalmente con las otras figuras del PJ y tendría asegurada financiación, respeto en el plano internacional y acompañamiento de los factores de poder. En el campo kirchnerista, es un secreto a voces que Cristina se anotará en la recta final. Por ahora deja hacer a Agustín Rossi y a Felipe Solá, quienes con armados distintos esperan que la ex Presidente no corra esta carrera.