274566

El mandatario, luego de recorrer las obras del Centro Administrativo, emplazado en el barrio San Benito, compartió un asado de camaradería con obreros y directivos de la firma que lleva adelante la construcción.

El gobierno invierte más de mil millones de pesos en un proyecto emblemático que revalorizará la zona.  La primera etapa será inaugurada en doce meses. El gobernador Gustavo Valdés, se hizo presente en el mediodía de ayer en la zona del barrio San Benito, donde se ejecutan las obras de construcción de del moderno Centro Administrativo, que prevé el emplazamiento de los edificios del Banco de Corrientes, del Instituto de Previsión Social, y del Instituto Obra Social de Corrientes, en un complejo ubicado calles ex vías del Ferrocarril, doctor Piragine Niveiro, Lavalle y Benjamín de la Vega. Tras recorrer las obras acompañado por el ministro de Hacienda y Finanzas, Enrique Vaz Torres, el presidente del Banco de Corrientes, Eduardo Abraham y directivos de la empresa constructora, el mandatario compartió un almuerzo -asado de por medio- con los trabajadores de la firma, en medio de un clima de gran camaradería. Las obras se encuentran en un 30 por ciento de su ejecución y la inversión con fondos propios de la provincia para tan importante emprendimiento supera los mil millones de pesos. La primera etapa estaría culminada en un plazo de 12 meses, según se informó. En declaraciones a la prensa, Valdés manifestó que “estamos invirtiendo los recursos de los correntinos en esta obra,  que es muy buena para la provincia”. Y puso de relieve que se trata de un edificio de “última generación, en donde se pueden observar claramente el avance de las obras”. “Vamos a seguir invirtiendo fuertemente para descentralizar la atención de estos edificios que van a ser emblemáticos para Corrientes y que van a albergar al IPS, Banco de Corrientes e IOSCOR”, declaró el gobernador. Asimismo, destacó que esto es el punto de partida para una “nueva generación de edificios que cuidan el medio ambiente y lo estamos haciendo con última tecnología”, y finalizó afirmando que el  “desarrollo inmobiliario va a revalorizar toda la zona, con todo lo que ello implica”. Por su parte, el titular del Banco de Corrientes, Alejandro Abraham, en un alto de la recorrida de obras, dijo que la misma es la “base para el futuro centro de nuestro Banco” y agregó que para “nosotros es un orgullo por el tipo de construcción,  por el tamaño y por como albergará y descentralizará todo el microcentro correntino”. A la vez que informó que el “80 por ciento del banco será trasladado a este lugar” y aclaró que en la zona céntrica “solo quedará la atención a clientes especiales y centro de  pago para activos y pasivos”. Con la construcción del Centro Administrativo, el gobierno provincial busca  descentralizar la atención al público que actualmente se concentra en el abarrotado casco céntrico capitalino. En cuanto a la inversión, para las sedes del IPS e IOSCOR se volcarán alrededor de $500 millones, y para la del Banco una suma similar. El Centro se construye  cumpliendo normas internacionales, garantizando el cuidado del medio ambiente y la sustentabilidad, así como también alistándolo para bajo consumo de energía y otros aspectos integrales armónicos con el desarrollo urbano. Con el objetivo de armonizar el desarrollo urbanístico en la Ciudad, el Gobierno de Corrientes también avanza con esta obra en el proyecto de descentralización administrativa y descongestión de la zona centro de la Capital, con impacto positivo en la circulación vehicular y en la mejora calidad de atención en los distintos servicios públicos.
Para la construcción del Complejo, donde funcionarán el IPS, el IOSCOR y el Banco de Corrientes, trabajarán más de 200 personas; en tanto que la obra será abastecida de insumos adquiridos en Corrientes.